miércoles, 30 de julio de 2014

Mi viaje por Italia: Venecia

.

Venecia, la gran Venecia, la que siempre está llena de turistas, la de los canales con sus gondoleros contadores de historias, la de las parejas de enamorados y la de los amantes del arte, la de los hoteles carísimos y los ricos helados, la de los puentes y la del color azul. Venecia. ¿Quién no ha soñado con visitar Venecia? Yo, como tantos otros, también había deseado pasearme por sus calles y, finalmente, pasé allí dos días.



La idea era ir desde Lido degli Estensi hasta Venecia, regresar al apartamento y volver al día siguiente. Mas pensando en aquellas autopistas atestadas de camiones, las más de dos horas de viaje de ida y otras dos de vuelta, y... ¿repetir lo mismo al día siguiente? No, no, de eso nada. Echamos manos de Internet, reservamos hotel en Padua y ya está: iríamos dos días a Venecia, pero en tren desde la ciudad de los frescos de Giotto y la Capilla de los Scrovegni.



Venecia es todo lo fabulosa que se puede imaginar. Nosotros elegimos, para nuestra presentación, un día con calor, con huelga de vaporettos y gente, mucha gente hablando en todos los idiomas de este mundo loco que nos acoge.



Caminamos por calles estrechas, cruzamos puentes pequeños, medianos y grandes, tomamos un helado gigante y llegamos a la plaza de San Marcos siguiendo el rastro de todos los millones de turistas que ese día atestaban la ciudad.



Que se puede decir de Venecia que no se haya dicho ya. Una no es nada original si piensa que a Venecia hay que ir una semana, levantarse muy temprano, con las primeras luces del alba, cuando aún los visitantes están en brazos de Morfeo y, de este modo, apropiarse cada rincón sin tener que compartirlo, al mismo tiempo, con el resto de la humanidad.




Como es habitual en toda gran ciudad que se precie, en uno de los palacios de la plaza de San Marcos había obras. Por favor, ¿cómo privar al enamorado del lugar de proferir algún que otro insulto viendo cómo no se puede sacar una foto decente de este o aquel monumento porque una red, o un telón, indican que se está adecentando el lugar? Por otro lado, es comprensible que sea en verano cuando se realicen este tipo de cosas.




Todo lo que se nos muestra en reportajes y películas nada tiene que ver con poder admirar, de primera mano, los canales, los edificios, los restaurantes, las comidas, el bullicio y las risitas de los que van en góndola, cruzando puentecillos donde las gentes se paran a mirarlos como si fueran algo extraordinario. Y debe serlo, porque ¿quién va en góndola?: el visitante, claro está. No me imagino a demasiados venecianos que vayan a hacer su compra en góndola. En lancha motora sí, pero en góndola...



Los embotellamientos eran normales. Para que luego digan que sólo se forman tapones en las calles y carreteras...



Pero qué importan los atascos si se tiene la dicha de observar fachadas tan bellas como esta...



El día se nos pasó volando entre canales, aunque no éramos gaviotas. Por la tarde, tal como nos había vaticinado el hombre del tiempo, comenzó a llover, con truenos incluidos. Desaparecieron las colas y las calles se llenaron de paraguas, y de gris. Todos abrieron sus sombrillas, menos nosotros que no teníamos, ni quisimos comprar, total para qué si la estación está al ahí al lado, ahí al lado... Tan ahí al lado estaba la ferrovia que llegamos empapados, pues por más que corríamos, las nubes corrieron mucho má, y estábamos a media hora del tren.



Una vez en Padua, llegamos al aparcamiento de la estación y ya caía el diluvio. El hotel estaba a las afueras de la ciudad y con aquella cortina de agua, y siendo noche cerrada, era complicado ver por dónde íbamos, así que gracias al GPS, que se portó como un jabato, llegamos al hotel y ahí acabo nuestra visita a Venecia por ese día.

Al día siguiente, vuelta al tren y regreso a Venecia, ya sin huelga de vaporetto - tras el almuerzo volvimos a la estación en uno de ellos y fue una gozada ver la ciudad desde el agua - con sol y con algo de calor, pero tampoco importaba mucho. Era mi último día en Venecia. Tomé de nuevo helado, hice cientos de fotos, me asomé a los canales y disfruté de las vistas y de un buena comida junto al puente de Rialto, mientras los gondoleros iban y venían y alguna que otra gaviota se posaba en los postes de madera, a descansar. 

Abandonamos Venecia, tomamos la autovía, y por la noche estábamos de nuevo en Lido degli Estensi. Nos quedaba un día para abandonar el lugar y poner rumbo a la Toscana.

A saber si volveré algún día a Venecia, aunque sigo pensando que lo ideal sería regresar, estar allí unos días y ver todo lo que no se pudo ver anteriormente de la ciudad, bien porque hubo poco tiempo, bien porque había demasiada gente. 
 
Mari Carmen

15 comentarios:

  1. No se si ire algún día,con ganas me quedo al ver las fotos.
    Preciosas Mari Carmen. La luz y los colores son excelente.
    Me alegro mucho poder volver por aquí. Gracias por tus ánimos;))
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te encantaría, Laura, es una ciudad preciosa.

      Espero que vayas recuperándote muy bien :)

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Tuve la suerte de estar allí, disfruté también de sus puentes, sus canales, sus palacios, sus góndolas, su gente...fueron tres las tardes en las que pude recorrerla pero claro que quedó muchísimo por ver. Creo que fue uno de los lugares más hermosos en los que he estado en mi vida, sino el más. Todo me sorprendió, todo me conmovió. Llegamos un día después de culminado el carnaval -una lástima!- y aún quedaban muchas máscaras y disfraces fabulosos exhibidos en las vidrieras, muchas guirnaldas de luces y otros rastros de la fiesta carnavalera. Espero alguna vez poder volver y conocer todo lo que en aquella oportunidad -2011- no alcancé a recorrer.
    Hermosas las fotos que sacaste, Ma Carmen!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mónica. Yo también quisiera volver pero para pasar unos días en Venecia, sólo en esa ciudad.

      Un abrazo y buen viernes :)

      Eliminar
  3. Preciosas y románticas imágenes, este es uno de mis lugares predilectos aunque aún no me haya decidido a ir.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te lo pienses mucho, merece la pena. Eso sí, ve mejor a primeros de mayo o a últimos de abril. Turistas habrá siempre, pero no es lo mismo que en verano, que es un hormiguero.

      Un abrazo :)

      Eliminar
  4. Un reportaje en toda regla. Que bonito me ha parecido, tal como me había imaginado. Algún día tengo que visitarlo para poder ver todo lo que se ve en las fotos que es muy bonito. Me imagino que lo pasaríais muy bien porque taal como se ven las fotos es precioso. Saludos....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, Nori, tienes que ir porque te va a encantar :)

      Un abrazo, que ya estamos casi de fin de semana y las temperaturas bajan un poco.

      Eliminar
  5. Un magnífico reportaje veneciano el que has traído en tu maleta, Los que no hemos ido a ea maravillosa ciudad nos tenemos que conformar con fotos como estas o algunas imágenes de documentales y películas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Venecia es una de mis ciudades pendientes, ¡qué inspirador tu viaje! Gracias :-)

    ResponderEliminar
  7. Muy buen puesto. Me tropecé con su blog y quería decir que he disfrutado mucho navegando enentradas de su blog. Después de todo lo que se suscriban a su feed y espero que escribir de nuevo muy pronto! Mi blog sobre este tema http://trayectorio.com/google-mapa-de-venecia-venezia-italia-proyecto-de/

    ResponderEliminar
  8. Cuantos recuerdos, cuantos rincones, cuantas ganas de volver a ir.....

    ResponderEliminar
  9. Hola a todos,
    Soy una ilustradora italo-española. Me gustaría aprovechar este post para compartir con vosotros mi último trabajo inspirado en la ciudad de Venecia, espero que os guste!:

    http://www.maraquela.com/shop/17423524/city-skyline

    Gracias y para cualquier información, no duden en contactarme!

    ResponderEliminar
  10. ¡Muchas gracias por compartir tu experiencia! En breve iremos a Venecia y nos ha servido mucho para informarnos. Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a vosotros y espero que lo disfrutéis muchísimo. Es una gran ciudad, sin duda alguna.

      Saludos :)

      Mari Carmen

      Eliminar