miércoles, 10 de diciembre de 2014

Mi viaje por Grecia: Yacimiento de Akrotiri (IX)

.



El día que visitamos el yacimiento de Akrotiri hacía mucho, pero mucho calor. Afortunadamente, el yacimiento está cubierto, lo cual supuso un gran alivio porque si hubiéramos tenido que hacer recorrido bajo el sol, hubiera sido un auténtico suplicio. 
 
El lugar del yacimiento corresponde al de un  asentamiento que, teniendo en cuenta los estilos de cerámica y pinturas murales encontradas en las excavaciones, se remontaría a lacivilización minoica



El yacimiento toma el nombre del pueblo griego que se encuentra en una colina próxima, mientras que el nombre original del asentamiento se desconoce.



El excelente estado de conservación del lugar se debe al hecho de que estuvo cubierto por una erupción volcánica datada a mediados del II milenio antes de Cristo.



En el yacimiento se han documentado tres tipos de viviendas:  Las grandes villas o casas de lujo, las cuales tenían las habitaciones de servicio en la planta inferior y las de uso privado en la superior, así como un área cubierta que se ha interpretado como un pequeño santuario doméstico. Todas las casas de este tipo eran independientes. 


Otros edificios fueron construidos en bloques residenciales, en la zona este. Con paredes dobles, constaban de 2 a 4 plantas en las que el piso inferior servía como sala de almacén o taller mientras que en el resto de las plantas había habitaciones que eran de uso privado y están decoradas con magníficas pinturas murales.



La población vivía básicamente de la navegación y el comercio. El pueblo poseía bienes de Creta, del continente griego y de Asia menor. Se puede afirmar que la ciudad se dedicaba a diversos oficios, los cuales se pueden captar de las excavaciones de las casas. Hubo industria del metal, una de cerámica, una de prensa de uva y dos molinos, pero no se puede afirmar de forma concluyente si también se dedicaban a la construcción naval. La alta calidad de las pinturas sugiere la residencia de artistas especializados. Casi en cada casa había un sencillo telar, como lo demuestra el gran número de pesas de telar encontradas. No se sabe cómo los habitantes de la ciudad obtenían el agua ya que no se ha encontrado ningún tipo de cisterna.




Para conservar mejor los vestigios del yacimiento y protegerlos de la intemperie y la radiación solar, se procedió a levantar una ambiciosa estructura que cubriese amplias partes del yacimiento. Desgraciadamente, en septiembre de 2005 dicha estructura de metal con vigas de acero se derrumbó, matando a un visitante, razón por la cual la excavación se cerró al público, reabriéndose el 11 de abril de 2012 tras la instalación de una nueva cubierta. 

Los frescos fueron restaurados en el Museo Arqueológico Nacional de Atenas, lugar donde muchos de ellos se exhiben. Desde luego, las pinturas que vi en el Museo Arqueológico Nacional de Atenas son impresionantes, bellísimas.

Estas fotos están tomadas con el teléfono móvil, de ahí su pobre calidad, pero aquel día no me apetecía ir cargada con la cámara y preferí simplemente pasear por aquel vasto recinto, admirando el yacimiento, pensando cómo vivirían aquellas personas que dieron vida a la ciudad, hace 4.000 años, y tomando, de vez en cuando, alguna foto con el móvil.


Mari Carmen Polo

1 comentario:

  1. Hermoso recorrido. Que bueno lo del techo.
    La civilización Minoica fue una cultura muy, muy interesante
    y sus obras (pictóricas) de gran belleza y plasticidad,
    y para mi, mucho más que la micénica,

    Besos

    ResponderEliminar