viernes, 20 de noviembre de 2015

El Hayedo de Tejera Negra

.


En la provincia de Guadalajara, en Cantalojas, encontramos un lugar hermosísimo para pasar un día estupendo con la familia o los amigos. O con ambos.




La ruta al principio engaña un poco ya que desde el aparcamiento la senda es fácil de caminar y marcha junto al río Lillas pero, poco a poco, unas vaquitas por aquí, otras por allá, comenzamos a subir, envueltos en el colorido otoñal de los árboles hasta llegar a la cima, desde la que se puede admirar una magnífica panorámica de todo el entorno.



Desde ahí bajamos de nuevo hacia el aparcamiento, tras haber recorrido unos cuantos kilómetros en plena naturaleza, donde lo único que se puede escuchar, a veces, son nuestras pisadas y el canto de algún que otro pájaro que levanta el vuelo asustado.




En nuestra agradable caminata tuvimos la oportunidad de ver varios puentecillos. Aunque a nuestro paso no vimos ningún animal, aparte de los pájaros, ciertamente podíamos imaginar que al llegar la tarde y la noche por allí se escucharían ruidos entre las hojarasca: todos los animales que habitan el hayedo, como son los corzos, los tejos, pequeños ratoncillos, jabalíes, gatos monteses, etc.




El bosque de hayas es, sin duda, su mayor atractivo y tiene un ambiente de cuento: por sus colores, el musgo del suelo, la alfombra de hojas que nos invita a adentrarnos en el bosque y su atmósfera casi mágica.




Además de las hayas, también crecen en la zona robles melojos, pinos silvestres, tejos, acebos y abedules. Todo un gozo para los entendidos en la materia.





Un lugar, pues, para recorrer y disfrutar, sobre todo, en primavera, verano y otoño, pero incluso en invierno, con todo aquel espacio cubierto de nieve, las vistas tienen que ser espléndidas.





Y después del paseo en plena naturaleza, ¡cómo no!, es obligado parar en alguno de esos pueblos chiquitos donde tan bien se come, para relajarnos y compartir la mesa, el vino y el pan. Y algo más, que por algo las tierras de Guadalajara tienen buenos platos de cordero, codornices, cerdo, y un queso de oveja que está para chuparse los dedos. Será el colofón perfecto para un día glorioso.

4 comentarios:

  1. Qué hermoso paisaje! Bellísimas fotos!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Gracias Mónica. Es un lugar encantador, de verdad. Un abrazo y feliz fin de semana :)

    ResponderEliminar
  3. A pocos kilómetros de nuestra comunidad y con el excelente tiempo que hemos tenido, es un lugar estupendo para pasar un día magnífico.
    Bonitas imágenes.
    Buen domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente, Helio, un lugar ideal para relajarse y disfrutar de bonitas vistas :)

      ¡Buen domingo!

      Eliminar